Blogger Template by Blogcrowds.


Leer la historia desde el principio.
Leer el capítulo anterior.

Querida Suzanne, mi periplo vacacional por Malasia está resultando de lo más relajante y reparador. Espero con ansia el momento de contarte los detalles de cuantas excursiones estoy realizando. Ayer mismo, volé hasta Bali para admirar la belleza de sus paisajes y templos. He hecho cierta amistad con algunos lugareños, y mañana han prometido llevarme a dar un paseo en su furgoneta. Ojalá estuvieras aquí para disfrutar juntos de un plato de satay con salsa de cacahuetes y un rico kacang de postre.

No deja de sorprenderme la diversidad cultural y la apacible convivencia entre las diferentes religiones. Dependiendo del barrio en el que te encuentres, es fácil creer que has viajado al corazón de china o a alguna ciudad de la India. Existe un dicho que reza que el malayo gobierna, el chino se enriquece y el indio hace el trabajo sucio. Así pues, he optado por alejarme lo más posible de estos últimos. Sabes que no soy hombre de prejuicios, sin embargo, creo que no está de más el eludir ciertas temeridades.

No te cuento mucho más. Prefiero dejarlo hasta nuestro reencuentro y poder explicarte mis experiencias en persona.

Espero que te vaya tan bien como me va a mí. Un beso y un abrazo.

Con cariño,

Alex.

……..

Mientras ensobraba mi manuscrito, podía oír a aquellos dos hombres, maldiciendo mil y una veces al ver que no me encontraba en mi cuarto. De hecho, como yo me temía, el conserje no era buen confidente y también les dio el número de mi segunda habitación.

El fondo del cuarto de mantenimiento no era, en absoluto, un espacio cómodo en donde descansar mis doloridos pies y mi estómago revuelto. Rodeado de cubos malolientes y fregonas octogenarias, empezaban a abordar a mi subconsciente ciertas dudas acerca de la higiene del lugar. Allí, más que guardar los enseres de limpieza, parecía que los hubieran enterrado como si de un cementerio nuclear se tratase. Había encontrado una lona con la que conseguía mitigar, en gran medida, la luz que emitía aquel pequeño llavero-linterna que sujetaba con los dientes mientras escribía. Sin embargo, la falta de ingestión de alimento sólido en todo el día, junto con el encuentro del sabor del plástico recalentado, me hacían babear cual retoño con chupete, dejando algunas gotas de saliva, a modo de firma, al pié de aquella breve carta.

Escuché de nuevo los pasos en el pasillo. Contuve la respiración y apagué la linterna. Por el leve pero agudo chirrido de las bisagras, supe que alguien abría la puerta. Mi pulso se aceleró y preparé mi bolígrafo para hincárselo al que levantara la lona. Unas palabras en malay sonaron desde el pasillo y aunque no alcancé a comprenderlas, sirvieron para que el hombre saliera corriendo y dejara la puerta entreabierta. Probablemente, habían dado con la ventana cuyo cristal yo había roto antes de esconderme y que había dejado, a modo de señuelo, para hacerles creer que había huido saltando al tejado del edificio colindante. Dos sábanas anudadas, mecidas por el viento y empapadas por la lluvia invitaban a descender los escasos cuatro metros de altura.

Aguardé unos minutos, por si alguno de aquellos hombres permanecía por allí. El tenaz pisoteo sobre mi pierna me hizo saber que las ratas se alegraban de verme mucho más que yo a ellas. Temí que empezaran a morderme. ¡Sabe Dios, que enfermedades podrían transmitir aquellas bestias!
Abandoné el pequeño cuartito dejando atrás a mis perseguidores y a aquellos juguetones roedores, los cuales ya habían hecho un par de agujeros en mis vaqueros.

Por suerte para mi, había estudiado con gran detalle, el día en que me registré por primera vez en el hotel, todas las posibles entradas y salidas, escaleras, ascensores y como no, la cocina. Fue ese mismo día cuando decidí que prefería aventurarme a degustar la comida autóctona en los numerosos puestos de comida callejera que podían encontrarse por la ciudad. Sin embargo, aproveché mi segunda visita a la cocina, y tras una propina de diez dólares americanos a un camarero, para salir al exterior mediante una pequeña portezuela de servicio.

No creí prudente acercarme a mi consigna de la estación. Puede que me hubieran estado vigilando antes de viajar a Yogyakarta. Me dejé llevar por las calles y por la lluvia. Caminé con paso determinado, pero sin echar a correr, durante algo más de media hora. La noche cerrada en la ciudad, trascendía, en algunos barrios, en todo un festival de prostíbulos y garitos de mala muerte, con rancio olor a whisky barato y perfume de mujer. La extraña abundancia de carne joven en alquiler, convertía a algunos callejones en supermercados de la perversión, con turistas sin escrúpulos y proxenetas con menos escrúpulos aún.
Las risas de unos, y los llantos de otras, hacían de aquella muchedumbre de prostitutas, pervertidos y oportunistas un parapeto en el que ocultarme durante algún rato.

Es conocida la exagerada sumisión de las mujeres malayas, así que pagué por los servicios de una joven asustada y alquilé una pequeña habitación a un hombre cuyo revólver asomaba por encima de su cinturón. Lejos de buscar el desenfreno de la lujuria, había conseguido, gracias a u puñado de billetes, un lugar en donde pasar la noche y un guardaespaldas en la puerta.

Continuará….

Leer el siguiente capítulo.


15 Comments:

  1. Red Eye said...
    Ahi te agregue, saludos +5
    Alex said...
    ¡¡Mil gracias Red Eye!!
    Te sigo y te admiro.
    Un abrazo.
    +SUSANA said...
    ¡Que bien te has escaqueado de los malos! Muy bueno lo de pillarte una prostituta para camuflarte y pasar la noche, pero ten cuidado, nunca sabes quien está durmiendo a tu lado.

    He recibido tu carta y a mi también me gustaría estar allí contigo y comer esos platos de los que hablas. Por cierto, estaba salpicada de gotitas. Ya me contarás cuando nos veamos. Sigue escribiendome y dándome detalles. Dime también la fecha de tu vuelta, estoy ansiosa por tu regreso. Cuidate mucho, Alex. Con cariño... Besosss
    Vitalweb said...
    Increible relato de una huída, te he seguido con imágenes como grabándote con una cámara de video, y hé podido verte caminando firmemente entre las tumultuosas calles, callado, serio, como sabiendo donde vás, y aunque desapercibido para toda la gente por tu gran seguridad, tus ojos delataban una experiencia "intima" imposible de narrar.

    Enhorabuena, y ahhhh, me encanta la foto de la cocina.

    Ciao.
    Alex said...
    +susana, llegados a este puntos, vale la pena correr ciertos riesgos.

    Mi fecha de regreso no la conozco aún, pero espero que no tarde mucho en llegar. Respecto a lo de escribirte...espero poder hacerlo en breve.

    Vitalweb, lo cierto es que intento abreviar bastante para darle un poco de dinamismo. Me gustaría daros más detalles, contaros todo lo que sentí recorriendo las calles de Kuala Lumpur. Sin embargo, creo que es mejor avanzar en la historia aunque sea sólo un poquito en cada post. (Tengo tendencia a enrollarme, y os aseguro que esta historia está muuuuuuuy resumida) XD.

    Ahora estoy un poquito agobiado por cosas del trabajo, que me atan a la silla y no permiten dedicarle mucho tiempo al blog.

    Sin embargo, os anuncio, a parte de la continuación de "Cartas a Suzzane", la próxima publicación de la 2ª parte de Kritton23 y la inauguración de un nuevo hilo. Éste es una sorpresa. XD

    (Así os mantengo a todos enganchados a mis historias) XD

    Para ser una respuesta a los comentarios, bien podría ser esto una entrada completa al blog ¿no? jajaja ¡vaya rollo que tengo!

    Besos y abrazos a todos los que me leéis, que sois muchos más de los que comentáis. XDDD
    Alex said...
    Por cierto....¿algún voluntario para traducir "Cartas a Suzzane" a un inglés decente?
    Es que el traductor automático deja bastante que desear, y yo apenas tengo tiempo ahora. Se que es un faenón, pero por pedir que no quede.
    Gracias.
    Vitalweb said...
    Es impensable que no abreviaras. Se nota en tu relato, que son sólo una pequeña muestra de lo extenso que podría ser y eso es... estupendo!!

    Ni que decir, que espero cualquier cosa que salga de tu mente, bien con Suzzane, Kritton23 y si encima inauguras otro, pues que te voy a decir... que muchisimas gracias.

    Nos vemos!!!
    PD. Por fín he puesto tu enlace en mi blog!!! uhaaaaaaaaa
    Vitalweb said...
    Ahhhhh, no hagas varios blog, que queda mas emocionante así, donde vá a parar!!!
    Leinad22 said...
    Haber, aquí estoy dispuesto a dar por culo. Jeje
    No pongas la historia en varios blog dejalo así como lo tienes, con enlaces a las demás partesm esta muy bien.
    Creo que esta a pesar de que carece de la intriga de otras partes,es sin duda la mejor de todas(Me estoy enganchando jeje)en serio, muy astuto lo de las sabanas, y mucho más por lo de la prostituta.
    Algunos consejos:No te fies de nadie, ya has visto como el conserge del hotel es bastante corrupto y le da igual pese ha que le hayas dado una "considerable" suma de dinero, no ha tenido problema en delatarte,y yo de ti drogaría a la prostituta para poder dormir tranquilo, porque seguramente estas "pobres" mujeres al igual que el conserge, le da igual hacer lo que sea por conseguir dinero.Alex ten mucho cuidado ^^.Un saludo desde Mi Mundo
    Pd.Por cierto muy buena idea lo de pasarlas al Ingles,quién sabe,quizás dentro de poco,vemos publicadas tus cartas.
    Leinad22 said...
    Cuando puedas pasaté por mi blog.
    Tranquilo que no te mando trabajo,ni premios, ni meme, ni nada de eso.
    Es una cosa que quiero que veas.Seguro que cuando llegues ami blog sabrás que es

    Pd.Oye ¿Por qué la verificación de tu palabra es mas grande que la de los demás blogs existentes?Es una putada en serio jeje.Cuidate
    Alex said...
    Gracias a todos por opinar sobre los de dividir los hilos, pero creo que si que lo voy a hacer...JAJAJA..¡Es broma!

    La abrumadora y aplastante mayoría deja bien claras las preferencias de mis queridos lectores. Dejaremos que venza el plazo de la votación, no sea cosa de que el último día, 4687623946923 votantes decidan cambiar el futuro del blog. XDDD

    leinad22: Gracias, tus palabras me llenan de alegría y felicidad cual mariposilla en en el campo en un día de primavera, con los abedules mecidos por el viento y el verdor de la hierba pintando al óleo el paisaje que rodea a este blog. XDDD

    Buenas ideas tienes....mmmm.....
    ...pero no fue así como sucedió (ahora a ver que demonios me invento juajuajuajua)
    Gracias por tu aportación.

    vitalweeeeeleeeeee!: Cuatrocientos ochenta y siete mil quinientos veintitres millones de gracias!!!

    No lo he probado nunca (más que nada por pereza), pero supongo que si me pusiera a inventar una historia y nadie ni nada me interrumpiera, podría estar días enteros sin para de inventar. XD

    Gracias, de corazón, tus palabras me halagan.

    Besos y abrazos a porrillo para todos. Pronto MÁS! XD
    Don't worry, be happy said...
    Cómo estaría la cocina para animar al prota a comer en la calle, jajaja!

    Continuará...
    Pues no tardes mucho en escribirlo. ;)
    Genial!

    PD. Te he votado en todo lo votable menos en Booster Blog (no encuentro dónde) y hasta me he dejado mordisquear un poquito por el bicho. ;D

    Un beso!
    Alex said...
    Gracias don't worry, be happy!
    A ver, a ver...¡en cuanto pueda sigo!

    Gracias por votarme en todo lo votable! ;)

    leinad22: Es que marqué SI en la casilla que preguntaba: ¿Putear al lector?XD
    Leinad22 said...
    Jajaja era lo que suponía.Te Salen cada palabra cuando el mio salen de 5 0 6 letras .Vengo por el premio antes que me lo roben.Xd muchas gracias,
    Alex said...
    Ahora en serio...no tengo ni idea. XD

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal