Blogger Template by Blogcrowds.


Leer la historia desde el principio.
Leer el capítulo anterior.

Se me había pegado la camisa a la espalda por culpa del sudor. Sin embargo, la piel de mis brazos y piernas se contraía en un escalofrío erizando mi escaso vello corporal. Las últimas palabras de Emily amartillaban mi cabeza y la resaca del pentotal saltaba a la comba dentro de mi estómago. Parpadeé un par de veces antes de poder ver más allá del cristal de mi ventana. En ese preciso instante sobrevolábamos la costa indonesia para cruzar el mar que nos separaba de la península.



Odiaba la sensación de saber que debajo nuestro tan sólo había agua. En caso de desastre, me horrorizaba la idea de quedarme sólo a la deriva en medio del océano. A merced de las corrientes y los vientos. Claro que mejor solo, que en compañía de los tiburones malayos y a la suerte de su apetito.

- Creo que te has desmayado. –Dijo Emily.

Me limite a mirarla con desprecio, como un niño enfadado que ya no quiere jugar.

- Lo que aún no entiendo…Si tu eres Emily, ¿quién era la chica de Borobudur?
- También era Emily.
- ¡¿Me tomas el pelo?! –Exclamé, entre enojado y perplejo.
- Al igual que yo, esa chica es un miembro del servicio secreto malayo. Todas nosotras tenemos como único nombre: Emily. Eso nos proporciona cierta invisibilidad ante la vigilancia a la que estamos constantemente sometidas. Cuando te dieron la directriz de encontrarte con Emily, tú supusiste que se trataba de una mujer. Los hombres que capturaron a esa chica pensaron lo mismo. Sin embargo, tú no debías encontrarte con ella.
- ¡Ah! ¿no? –Pregunté, asombrado al empezar a comprender algo de todo aquello.
- No. Tú debías encontrarte con Emily, es decir con una de nosotras. La chica del templo debía ser un señuelo para distraer la atención. Sin embargo, tú te precipitaste un poco. No contábamos con que te dieras tanta prisa en seguir a la chica. Digamos que aquí, nos tomamos las cosas con más calma.

La verdad, que en Malasia, rara vez se veía a un malayo corriendo. No deja de ser curioso, aunque a veces resulta exasperante, ver la parsimonia con la que se mueven por las ciudades. En realidad, de ese mismo modo, realizan todos y cada uno de sus actos. Supongo que el significado de la palabra estrés, toma un cáliz muy distinto cuanto más al Este se desplaza uno. De este modo, para un occidental, resulta realmente fácil parecer impetuoso.

- Entonces… ¿Cómo debo llamarte ahora que ya se lo de Emily?
- Emily. –dijo, mientras esbozaba de nuevo aquella seductora sonrisa.

Permanecí en silencio unos segundos, para asegurarme de haber asimilado las palabras de Emily. Sin duda alguna, ella tenía la situación dominada, mientras que yo…yo necesitaba ir al baño.

Antes de desembarcar, aquella temible belleza asiática, me marcó unas claras directrices para encontrarnos al día siguiente en un lugar seguro y realizar allí el intercambio de información para el que yo había viajado a Asia. Descendimos del avión, y una vez en la terminal, cada uno se fue por un camino diferente. Sin volver la vista atrás.


Tomé un taxi en dirección al Dorsett Regency. Pasaría allí la noche, para buscar un nuevo hotel a la mañana siguiente. El trayecto desde el aeropuerto pasó ante mis ojos como una película de cine mudo. Mi mente era incapaz de enlazar dos ideas seguidas, así que me acurruqué en el asiento de aquel viejo coche y esperé hasta llegar al hotel.

Al llegar al hotel, pude ver, por el rabillo del ojo, a dos hombres en el interior de una furgoneta. Se me aceleró el pulso y se me agarrotaron las piernas. Eran los hombres que capturaron a Emily, bueno a la primera Emily, en Borobudur. Pedí una nueva habitación, y le di una buena propina al conserje para que no lo anotara en el registro. Aún así, quizás no fuera prudente quedarme allí esa noche.

Continuará…

Leer el siguiente capítulo.


12 Comments:

  1. Vitalweb said...
    Mare mia, mare mia. Seguro que te quedaste, verdad??, creo que eres mas impulsivo que prudente, no???

    Pero ahí estas dispuesto a avanzar en tu misión.. de la mano de Emily?? De nuevo te ganó la partida..., seguro que vuelve pronto, verdad??



    uhhhh, debo confesarse que me he visto muy identificada con la situación de "bloqueo" mental en el que en realidad miles de reflexiones pasan por tu mente, pero ninguna concluye, se agotan casi a la vez que nacen en mi cabeza...

    Muchas gracias Alex, por este viaje a mi interior....
    +SUSANA said...
    ¡Bufff! Deduzco que aún habrá muchas mas Emily en tu aventura, aunque todas no tendrán una sonrisa seductora.
    Y viendo en el lío en que andas metido, toda precaución es poca, vamos, que yo me largaba del hotel en un plis, además ahora con la resaca del pentotal no estás tú como para escapar de los malos. Espero impaciente la próxima carta, Alex. Besosss
    Alex said...
    Silvia, pronto sabrás más acerca de lo que pasó.

    Respecto a Emily...no hay ni una ni dos, si no miles de ellas, ya que, a mi parecer, todas las mujeres lleváis a una Emily en vuestro interior.

    Y respecto al viaje a tu interior...no creía conocerte tan bien...¿tu no sabrás si viviste en Malasia, tal vez en una vida anterior? :P

    +susana, poco a poco vas viendo la espiral de incertidumbre en la que me hallaba envuelto. Las situaciones críticas requieren medidas drásticas.
    Alex said...
    ¡Ah! se me olvidaba...

    Debo contaros que, a pesar de la mala calidad del texto, filtrado a través del traductor que implementé en el blog (prometo buscar uno mejor), mi querida Emily, desde Kuala Lumpur, está al corriente de cuanto os estoy contando, pues ha podido, al fin, leer este blog.

    A pesar de nuestras diferencias, me ha concedido su beneplácito, para contaros el resto de la historia.

    P.D.: Ahora si que os he dejado a cuadros. Emily existe. :D
    Vitalweb said...
    Joder, que bién me cae Emily, que tia más enrollá... Gracias Emily por dejarle compartir esta historia!!!

    En cuanto a de si hé vivido en Malasia, está claro... yo soy Emily!!!

    Jajajajaja, ahhh, has sido tú el que has dicho que todas los somos.

    Besos y continua rápido con las cartas por favor!!!
    Vitalweb said...
    Por cierto Alex, pásate por mi blog lo más rápido que puedas, sólo dispones de 24 horas, tenemos una misión!!!!
    Alex said...
    jejeje...creo que ya se lo que es...
    ¡Voy volando! (Bueno, navegando, mejor ¿no?) XD
    +SUSANA said...
    Hola, yo también soy Emily o al menos ahora escribe la parte de Emily que llevo dentro.

    Me alegro de que la Emily de Malasia pueda leer tu blog y te haya dado permiso para que cuentes el resto de la historia. Gracias, Emily de Malasia. Besos, desde la Emily de Madrid.
    Alex said...
    Procuraré continuar pronto. Aunque voy un poco agobiadillo con mi trabajo de 23 horas diarias. XDDD
    Leinad22 said...
    Lo prometido es deuda.Como dije ayer, voy a leer tus cartas y darte mi opinión.
    Hay solo una cosa que no me gusta, tal vez sea porque no puedo ir leyendo la continuación, pero creo que la historia va muy rapida(por lo menos hasta ahora)y a mi parecer la parte 2 y la 3 estan un poquito por debajo de la 4(tal vez por no sufrir la espera de carta en carta,XD).
    Pero pese a ello, esa interesantísima la historia, y creo que en uno o dos capítulos van a empezar las ganas de más.Soy capaz de ir a buscarte jeje.Espero que la historia no decaiga por la falta de tiempo.Saludos desde Mi Mundo
    Alex said...
    leinad22, muchas gracias por leerme, y más aún por tan honesta crítica a esta pequeña historia.

    Tienes razón en lo de la calidad. Soy consciente de ello, y en efecto, yo le echo, en parte, la culpa a la falta de tiempo.

    Me gusta recrearme en buscar palabras precisas que describan lo que pasa por mi mente. Sin embargo, en estas últimas entradas, no he podido más que subir el texto tal y como salió a la primera.

    Lo mismo me pasa con las imágenes que adjunto, que aunque están en su totalidad descargadas de otras páginas, siempre busco algo que sea resultón.

    He tenido que realizar un auténtico esfuerzo para los últimos posts. Pero no quisiera descontinuar la historia durante más de unos pocos días. (Por que me conozco...)XD

    Gracias una vez más por apuntar esos matices, que sin duda me harán ser un poquito mejor.

    Un abrazo.
    Leinad22 said...
    Gracias por ver la crítica como honesta, porque es así como lo intentaba expresar.Tienes muchísima facilidad de palabras, explicas todo detalladamente y dejas la historia justo donde pueda provocar intriga en tus lectores.Sigue asi

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal